1.20.2007

Mitos y Verdades sobre el ateismo

Me voy a permitir recomendar este post que me encontré sin querer queriendo. Dejo un pedazo los que más frecuentemente me tocaba desmentir, admito que de un tiempo a esta parte ya no me detengo a argumentar nada y que cada cual se adhiera a las ideas le parezcan mejores.


  • El ateísmo no proporciona ninguna base para la moralidad.

Si una persona no ha entendido que la crueldad es perjudicial, no lo entenderá por leer la Biblia o el Corán — ya que en estos libros abundan las celebraciones de crueldad, tanto humana como divina.
No obtenemos nuestra moralidad de la religión. Decidimos qué está bien en nuestros libros recurriendo a intuiciones morales que están (en algún nivel) integradas en nosotros y que han sido afinadas por miles de años de pensar en las causas y posibilidades de la felicidad humana.
Hemos logrado un progreso moral considerable durante años, y no hicimos este progreso por leer la Biblia o el Corán con más detenimiento.

  • Los ateos están cerrados a la experiencia espiritual.


No hay nada que impida a un ateo experimentar el amor, el éxtasis, la pasión y la admiración; los ateos pueden valorar estas experiencias y buscarlas con regularidad. Lo que los ateos no tienden a hacer es realizar injustificadas (e injustificables) afirmaciones acerca de la naturaleza de la realidad sobre la base de tales experiencias.


  • Los ateos piensan que todo en el universo surgió por casualidad.


Nadie sabe por qué el universo apareció. De hecho, no es completamente claro que coherentemente podamos hablar sobre "el principio" o "la creación" del universo en absoluto, ya que estas ideas invocan el concepto de tiempo, y aquí hablamos del origen de espacio-tiempo en sí mismo.

La noción de que los ateos creen que todo fue creado por casualidad es también con regularidad usada como crítica a la evolución darwiniana. Esto representa una completa malinterpretación de la teoría evolutiva. Aunque no sabemos con precisión cómo la temprana química de la Tierra desarrolló la biología, sabemos que la diversidad y la complejidad que vemos en el mundo vivo no son un producto del mero azar.

La evolución es una combinación de mutación azarosa y selección natural. Darwin llegó a la frase “selección natural” por analogía con la “selección artificial” realizada por los criadores de ganadería. En ambos casos, la selección ejerce un efecto sumamente no arbitrario sobre el desarrollo de cualquier especie.

  • Los ateos son arrogantes.

Cuando los científicos no saben algo — como por qué el universo apareció o cómo se formaron las primeras moléculas autoreproductoras— ellos lo admiten. Fingir conocer cosas que uno no conoce es algo muy perjudicial en la ciencia. Y aún esto es lo que da vida a una religión basada en fe. Una de las ironías monumentales del discurso religioso puede ser encontrada en la frecuencia con la que personas de fe se alaban a sí mismos por su humildad, mientras afirman conocer hechos sobre cosmología, química y biología que ningún científico conoce. Cuando aparecen preguntas sobre la naturaleza del cosmos y nuestro lugar dentro de él, los ateos tienden a formar sus opiniones a partir de la ciencia. Esto no es arrogancia; es honestidad intelectual.




Post completo

Argatea.blogspot.com

4 comentarios:

Alex dijo...

¡Me ha encantado!

Inés dijo...

Estoy de acuerdo en todo :)

Una vez un católico me dijo que una persona que no ha tenido una educación religiosa no puede saber lo que está bien y lo que está mal, porque nadie se lo ha enseñado. Yo diría que es al contrario... más mérito tiene una persona que tiene un sentido moral personal, y que no hace mal por el hecho de no hacerlo, y no por miedo a ir al infierno... como dijo Quino, lo malo deir por la calle con las orejas puestas es que no puedes evitar oír barbaridades de ese tipo :)

Joss dijo...

Cada ser humano conoce, en un plano real muy cercano al instinto, lo que es o no recto, exeptuando algunos que de por sí no se sabe su procedencia.

La aceptación o rechazo de un desconocimiento parcial o total de temas para los que se supone, alguien esté preparado, dependerá exclusivamente de la honestidad de la persona y no de sus creencias o conocimientos en otras áreas.

No se puede etiquetar a todos los escépticos ni a los creyentes bajo un marco de conceptos que establezcan una clasificación única entre ambos, considerando básicamente una idea absoluta.

DTB

PD: Interesante escrito.

Borgeano dijo...

Mi querida waka, noto que sigue siendo un placer único el poder pasar por aquí y me doy cuenta de ucánto me he estado perdiendo todo este tiempo.
Lamentablemente Argentina no es como EE.UU. (en algunos aspectos debo estar agradecido) y no dispongo de internet en mi casa y mis obligaciones son mayores para poder conseguir mucho menos; pero bueno, pasaré por aquí lo más seguido que pueda.
Extrñandote desde la distancia (junto a otros tres queridos bloggers que figuran en mi lista y que junto a ti son mis favoritos) y con muchos deseos de volver a andar por estos caminos.
sigue asi!