2.20.2006

Modestia aparte: Un minuto de vanidad II

El equipo detrás de "Lirios del campo" surge en respuesta de la necesidad de mujeres y niñas de regresar a los principios de modestia y feminidad, vistiéndolas a todas de una forma que sin duda honre al Señor (y de paso las deshonre a ellas mismas).
No prentendo ser una consultora de modas, cada cual que se vista como tenga a bien, pero no me pueden negar que ver estos patrones puede llegar a ser toda una experiencia. Por ellos, quedan todos invitados a darse una vuelta por la sección de fotos, donde podrán disfrutar de un festín de los más atractivos diseños.
Ah, de paso, si no no sabe quién demonios es dios, no se pierda la oración de fe, precedida por unas breves pero valiosos comentarios referentes al tema en What whe believe. Enjoy.

Relacionados: Un minuto de vanidad

5 comentarios:

e-ness dijo...

Lo que más me llama la atención son los vestidos de las niñas, hasta los tobillos, para no alimentar las perversas fantasías de... quién?

No sé ni de qué religión es esta gente, pero como se suele decir... "se cree el ladrón que son todos de su condición"...

wakalani dijo...

es que así honran al señor :)

Borgeano dijo...

Supongo que el dichoso señor debe tener un sentido del humor sin igual, porque la verdad es que se ven cada cosa...
Iba a hacer una referencia a los tobillos, pero e-ness me gano de mano. De todos modos no creo que la Familia Ingals los acepte, asi que podemos descartarlos.
Una pregunta: Como seran los trajes de banio? O esta gente no va a la playa?

viviane dijo...

hola waka!
perdona que hable de otra cosa que no sea lo que esta escrito en este post, pero acabo de ver tu coleccion de fotos en flirk (se escribe asi?) y no pude contenerme! estan hermosas! te felicito sinceramente. me quede gratamente sorprendida! tienes buen lente! un abrazo grande

Juan Jose Gutierrez Barrow dijo...

Parece el vestuario desechado de la "Casita en la Pradera" de los Ingalls... Es propio de un tiempo pasado en el que ciertos sectores de la sociedad norteamericana se ha quedado (amish, menonitas y demás) buscando un puritanismo externo sin recordar que el interior es el que debe estar limpio.