11.30.2005

Declarando apertura

Después de todo lo que significó reparar la computadora, es mi deber informar que ya estoy instalada (nunca mejor dicho) otra vez.
Aunque la intención de este espacio en principio no pretendía ventilar cosas mías, la falta de tiempo y temas me lleva una vez más a dejar mis minucias por aquí.

Moralejas de estos días


  1. Soy una adicta al Internet de grado intermedio, no interesada en rehabilitación. 1
    Eso quedó evidenciado escuetamente en el post anterior. Absurdo, pero cierto: durante estos días he experimentado algo así como un "
    síndrome de abstinencia". Ayer cuando finalmente instalé todo y quedó tan acogedoramente como antes, terminé extenuada y dormí como si me hubiese pegado una borrachera. De ese mismo modo desperte.

  2. Considerando el punto # 1, los dedicados a la reparación de estos equipos deberían tener tanta sensibilidad humana como la que tiene un trabajador social, un médico y un monje carmelita.
    Porque es sencillamente ruin intentar timar a los usuarios. Más si tienen problemas de adicción.

1 Diagnóstico y estadiaje realizado por mí misma.

4 comentarios:

Foucault dijo...

Yo ando igual, todo empezó hace 6 años....

wakalani dijo...

aquéllos tiempos de bonanza...

Alex dijo...

Me alegro que estés de vuelta y hayas abandonado a "ex-internautas anónimos" (ya se sabe el dicho, más vale borracho conocido que alcoholico anónimo) ;)

Hombre de Uel dijo...

Bienvenida de nuevo entonces

Ahora que ya lo has pasado sabes que puedes dejarlo cuando quieras ;-)