7.08.2005

y yo no lo hubiese dicho mejor

Copio y pego de donde Borgeano:



1. Causas y efectos.
Pasó otra vez y temo que seguirá pasando. Ahora esto será catalogado como una causa cuando en realidad se trata de un efecto.
¿Hubiese ocurrido esto sin la invasión a Irak?

2. Obviedad y profecía.
Blair condenó a los ataques tildándolos de bárbaros. Cosa que -por otra parte- son; pero vamos; ¿Es Tony Blair el que está hablando?
Mañana todos los periódicos de EE. UU. al igual que desde hoy todos los canales de noticias usarán tipografía tipo doce o mayor con la palabra TERROR en diferentes colores, de ser posible. No lo olviden nunca: Terror, terror; mucho terror.

3. Matemática moderna: 1 + 1 = 1
Si James vuela por los aires es asesinato.
Si Karim vuela por los aires es justicia.

4. Las excusas de los cobardes.
No hay modo, nunca lo hubo ni lo habrá, de justificar una guerra. Siempre se la ha padecido, aún en el caso de la propia defensa. Pero por lo menos antiguamente eran dos ejércitos los que se enfrentaban. No hay justificación para la barbarie, pero por lo menos hay que reconocer que aquellos hombres sabían a lo que iban y -lo acepto: yo soy uno de ellos- no creo que haya muchos hoy que se atreviesen a hacer lo mismo.
Hoy por hoy, parece que Al- Quaeda y el U.S.Army (entre otros) se han puesto de acuerdo para minimizar sus pérdidas. Pérdidas que ahora se las han pasado a la población civil. ¿Quién dijo que la humanidad no avanza?

5. De todos modos
Yo ya
no creo
en nada
ni
en
nadie.

Hoy Tony Blair está en busca de los autores. Hay que buscar bien, a veces las cosas uno las encuentra más cerca de lo que parece.

2 comentarios:

Foucault dijo...

Nunca he entendido porque 50 muertos ingleses valen mas que - digamos - 500 iraquíes, será por la ropa?, sera por el nombre?, nop, yo siempre he creído que es por la raza, no recuerdan en el tsunami todo el alboroto que se hizo por la desaparición de un solo niño sueco, mundo extraño no?

wakalani dijo...

Honestamente no me enteré del episodio niño-sueco/tsunami pero honestamente no me extrañaría. Lo triste es que el grueso de la gente se mueve al son que le toquen los medios y ya sabemos quién le toca el son a los medios.