7.10.2005

la patente o la vida

estuvieron a punto:

SIDA: Brasil decide si viola patenteActivistas
El pasado 24 de julio el ministro de Salud dio a los laboratorios estadounidenses Abbott, el fabricante del fármaco, 10 días para reducir el costo de la medicina. Si Abbott no lo hace, Brasil comenzará a producir una versión genérica más barata del fármaco.
El doctor James Fitzgerald, de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), "si el gobierno brasileño decide producir el medicamento de forma genérica, estaría diciendo que se puede ofrecer el medicamento a un costo mucho más bajo a su población que vive con VIH y SIDA".
08-07-2005


pero las cosas llegaron a feliz término:

KALETRA
SIDA: Brasil pacta acuerdo con Abbott

El laboratorio farmacéutico estadounidense, Abbott, llegó a un acuerdo para reducir el costo del medicamento Kaletra en Brasil, evitando que el gobierno brasileño violara la patente de uno de los más importantes tratamientos contra el SIDA.
09-07-2005

Un fármaco que en Brasil cuesta poco más de un dólar, ve multiplicado por tres su valor en cualquier país africano por las patentes. Los medicamentos no pueden ser un lujo, si no se cuenta con genéricos las poblaciones sencillamente se mueren. Evidentemente, el que cada cual pague según sus posibilidades, no es un principio válido en el mundo farmacéutico.

Las multinacionales farmacéuticas justifican lo injustificable debido al enorme gasto que supone la salida al mercado de un nuevo producto. Esto es una realidad, pero no es menos real que la injusticia de las patentes que pesan sobre países pobres, hacen que los beneficios que las grandes empresas pueden obtener de la venta de sus productos en estos países sean mínimos. No puede existir tal cosa como una policía de patentes.

Lo patético acá es que mientras hacemos estas cábalas, millones de personas agonizan frente a un reducido grupo que se enriquece de una manera muy «legal».

2 comentarios:

Foucault dijo...

Que buen tema, en colombia una persona tiene que desembolsillar 3 salaríos mínimos mensuales para cubrir medianamente el tratamiento de esta enfermedad; me parece interesante el acercamiento que le dió Brazil a este tema, decidió poner a las personas primero y demostró que es posible entablar una negociación de igual a igual con una multinacional. Un saludo, y vuelve a visitar elpendulo!.

wakalani dijo...

Habría que ver con lupa el detalle de la negociación, ya por la trayectoria que se halan, uno sabe que las transnacionales nunca pierden...
La verdad es que el tema de los genéricos por acá está bastante verde. Y ni hablar del problema de calidad que suponen algunos productos, por ejemplo los gobiernos cada que pueden sacan a la luz inversiones millonarias que hacen en medicamentos pero el efecto en la población no se ve. A parte de volarse los fondos, muchas veces van y compran fármacos ineficaces, con efecto terapéutico nulo y eso entonces lo lleva a uno a más de lo mismo porque 1) Te recetan el fármaco original —y sigue sin haber plata para comprarlo: ni ellos y mucho menos tu bolsillo— o 2) Te aumentan la dosis, por lo que el fármaco se agota más rápido y la compra del gobierno no cubrió la demanada e igual se queda gente sin tratamiento, por no mencionar lo que puede significar un aumento de dosis en un momento dado. Estamos en las patas de los caballos todavía