8.13.2007

Síndrome de domingo por la tarde

Sensación inminente de que el fin de algo llega y de que lo que está por empezar no es precisamente mejor a todo lo anterior. Quisiera que el tiempo no pasara hacia adelante, tampoco para atrás, aunque viendolo bien, este instante con estas ansiedades no es tampoco muy esperanzador. En su cabeza se repite una y otra vez "una nube negra es el pizarrón, una nube negra es el pizarrón"*. Abre los ojos y ya no hay nada que hacer, se fueron.



*Para los que conocieron los pizarrones negros, ¿alguno se acuerda de esa astrológica/nómica canción de primaria? Corre niño corre, pajarito vuela, que las estrellitas estan en la escuela. La maestra luna, dicta la lección, una nube negra es el pizarrón...

1 comentario:

Ana dijo...

Yo todos los domingos deseo que el tiempo se detenga, por el cansancio de la semana y la pereza de la que entra :p.


He vuelto a la blogosfera :).Pero con blog Nuevo.



(http://caja-de-pandora.blogspot.com/)