7.22.2007

Galanura, calidad de "galana", de "galanota

El día que se conozca con certeza por qué en los pueblos donde la alimentación es más mezquina hay un culto a la mujer gorda, se conocerá casi exactamente la psicología del hombre de los trópicos (por poner un ejemplo concreto, por demás, local). Da la sensación de que mientras más desnutridos están , más les gusta la mujer que parezca rebosante de manteca.
Y es que pese a que los tiempos y las tendencias definitivamente van marcando otro ritmo, de una forma o de otra, la vigencia de esos kilos de más y de sus felicísimas portadoras no llega a perderse del todo.

Cuando vales lo que pesas


En Nigeria, por ejemplo, personas acaudaladas pueden permitirse acudir a "centros de sobrepeso" para ganar esos kilos extra que los coloca en el tope de la pirámide social.

Contrariamente a muchas mujeres en otras partes de África o en el resto del mundo que hacen esfuerzos por adelgazar antes de su boda, Happiness Edem acudió durante seis meses a uno de esos centros en preparación para su casamiento con Morris Eyo Edem, un príncipe de la tribu Efik.

Ella describió para la BBC la vida en esos lugares. "En la mañana comes bien. Luego tomas un baño. Vuelves a la cama, duermes bien, te despiertas, comes, duermes...".

Aunque la obesidad puede acarrear males como la diabetes y enfermedades coronarias, entre muchos otros, Happiness Edem no ve razones para preocuparse.

"Cuando eres gorda te ves mucho más saludable", dice, y añade que no tiene problemas de salud.

"La gente te respeta. A donde quiera que vas te dice 'tu marido te alimenta bien", agrega.

"Vas a un pueblo y la gente sale a mirarte porque eres saludable", concluye.

BBC

2 comentarios:

Hombre de Uel dijo...

Eso no es tan raro. En España mismo durante bastante tiempo despues de la guerra una mujer rellenita era sintoma de que en su casa no se pasaba hambre y, quizá por tanto, resultaban mas atractivas

Además, también pasaba con las mujeres de piel blanca (contra el modelo morenaza de ahora) que podía significar que no les hacia falta trabajar al sol

Rutacalipso dijo...

LARGA VIDA A LAS MUJERES CON CARNES, NO MORIREMOS CUANDO LLEGUE LA GRAN HELADA!!!
EL FIN DE LOS TIEMPOS SE ACERCA, ARREPIENTASE MUJERES SIN LLANTAS! COMAN MÁS!