12.28.2006

causalidades

Es que ahora, lo veo todo claro: los desastres, al menos en esta tierra de contrastes y oportunidades, no son fortuitos como cualquiera pensaría. Además de no matar al azar, como bien dicen los de la OPS, siempre se dan secundarios a un descuido de alguien o una falta de algo.
De manera que si se da una inundación, el factor principal no es tanto la lluvia, sino que el agua (por el motivo que sea) no drena bien. Nótese que si bien acá el clima es húmedo y tal nuestras lluvias no son meses cerrados de lluvia incesante, como en otros sitios. La lluvia es fuerte, pero no siempre son tipo "monzón-arrasador". Lo cierto es que en los últimos días cada vez que llueve, con crecida de río o sin ella, con viento fuerte o sin él, alguien queda sin casa.

Y parecido pasa con los incendios. No voy a referirme al caso concreto de Miria Ubgigandub, porque no se trata de eso, porque nunca he estado allí y porque solo sé lo que salió en televisión. Pero irreflexivamente se me ocurre que independientemente a la manera como suelen iniciar los incendios aquí (que ya nos podemos ir haciendo una idea), nadie nunca tiene un extintor, cuando llaman al bombero, (si hay bombero), otro pereque porque a la hora de la corredera tampoco esta preparado (en el sentido que quiera interpretarlo). Lo bueno es que al final, siempre aparece la cara bonita del list@ de turno para apelar a la solidaridad del comprensivo pueblo o de los leales súbditos.

Como sea, ¿alguien sabe dónde se dejan las latas de leche?


Lloramos sobre el mar, Crónica en prensa.com

6 comentarios:

Carmen dijo...

Sí,pues...debemos aprender a prevenir para no lamentar...

Jimmy dijo...

Aquí siempre se reacciona y se corre a hacer lo que siempre se debió hacer cuando pasan cagadas y a veces ni así se resuelven las cosas... así somos. ;)

Anónimo dijo...

Que mas se puede decir. Es la mentalidad
www.directour.blogspot.com

Viento de poniente dijo...

Suele pasar, como se dice, debemos prevenir antes de curar.
No será mejor tratar de evitar el consumo de tabaco que de salvar a la gente que tiene ya un cancer de pulmón???
Lamentablemente estos fenómenos naturales no lo son tanto, cada vez menos y destacan cuando pasan en lugares donde cuando ocurren ocasionan desgracias, pero pasan en todos sitios.

¡¡¡No a los parches tras el agujero, cambiemosle la ropa al planeta!!!

wakalani dijo...

basta de realidades! queremos promesas !

Agua dijo...

Yo siempre me asusto mucho con los desastres naturales, más que con los extraterrestres y además últimamente todos mis gatos a pesar de parecer reales estan desapareciendo...

anone ta mi gato???