2.07.2006

Transplante de cara ¿?

Ayer se presentó ante los medios la primera mujer a la que se le ha practicado un "trasplante de cara". Isabelle había sido víctima de mordeduras de su propio perro, que le habían arrancado los dos labios y una parte de la nariz. De manera que la intervención consistió en un transplante de labios, mentón y nariz, procedentes de un donante que se hallaba en estado de "muerte cerebral".
Ante esta situación surge todo un dilema ético que en cierta medida puede llegar a ser hasta hipotético. En la prensa se hace un reiterativo y morboso énfasis a la procedencia del tejido transplantado. Actualmente, a muy poca gente le resulta retorcido el recibir un trasplante del riñón "de un cadáver", o el corazón "de un cadáver", o el hígado "de un cadáver"; sin embargo en el caso de esta mujer, muchas crónicas desinforman y manipulan (puesto que el donante no es un cadáver), dándole matices macabros a la situación, posiblemente con el objetivo de vender más y mejor la nota.
A la presentación de la mujer se retoma una gran preocupación:
"¿podrá la víctima del trasplante sobreponerse al horror de verse al espejo y encontrarse con un rostro que no es el suyo?". La verdad es que trasplantar la piel del rostro no significa trasplantar "el rostro", porque éste depende de la constitución de cada cráneo. Precisamente es lo que se hace contínuamente en la reconstrucción de cadáveres cuando sólo queda la osamenta.
Lo que realmente merece evaluarse es qué tanto mejora la calidad de vida de la persona. Para que no haga rechazo, Isabelle tendrá que tomar fármacos inmunosupresores de por vida, lo cual es una complicación muy severa, pues ante cualquier injuria a su sistema, su salud peligra muchísimo.
De momento, ella está conforme: "Durante un mes y medio no salí de casa por el miedo a la mirada de los otros [...] Ahora tengo una cara, como todo el mundo", ha reconocido Isabelle.

5 comentarios:

Alex dijo...

Yo creo que a pesar de los riesgos que supone un transplante y que mucha gente ve esta operación como de "estética" esta operación es buena para ella. Le ha dado un sentido a su vida.

wakalani dijo...

Sin duda, había perdido hasta funciones, comer, hablar y demás. Y de hecho, lo importante es cómo se proyecta ella. Sin embargo me refería a lo de los riesgos pensando en que hace un par de años se dio un caso parecido con un hombre que le transplantaron antebrazo y mano, finalmente despues de un monton de intervenciones y un par de años de inmunosupresores, el hombre dio y dio hasta que se lo quitaron. La vida del inmunosuprimido es MUY dura, es como si estuvieses en fase de SIDA, por decir algo.

Alex dijo...

¿Y en cualquier tipo de transplante que recibas tienes que tomar inmunodepresores de por vida?

¡No lo sabía!

wakalani dijo...

No soy una experta ni pretendo serlo, lo que sí es cierto es que para todo transplante te inmunosuprimen... Me imagino que existen protocolos para dosificar estos farmacos y segun cada caso el periodo ventana para que se de un rechazo varía. Sé que cuando hacen transplantes de corazón se han visto casos que a los dos años de la cirugía, el paciente presenta rechazo. Para el caso del antebrazo sí se que le habían prescrito corticoides de por vida. Esa precisamente fue una de las razones por las que el paciente no estaba satisfecho.

Borgeano dijo...

Los temas eticos y practicos de los transplantes van a durar mucho tiempo; pero creo que en casos como estos son absolutamente necesarios.