2.16.2006

Introspección

Dicen que si no te quieres a ti mismo, no puedes querer a los demás... A lo que siempre me pregunté: ¿Será que si no te odias a ti mismo, tampoco puedes odiar a los demás?

La moraleja, me dicen, es que entender a los demás es entenderse a uno mismo. Aunque al final no sé si eso sirve para algo.

6 comentarios:

Alex dijo...

Entenderse a lo desmás es prácticamente imposible, y a unos mismo es bastante difícil... sobre lo de odiar o amar no puedo estar más en desacuerdo. Si te amas demasiado y no te odias nada al final lo probable es que odies a todo el mundo, ya que no son como tú.

Borgeano dijo...

Ese tipo de "sabiduria popular" no es mas que un juego de palabras predigerido para desdentados cerebrales. Cuando uno les da un par de vueltas se da cuenta de que, en esencia, no hay nada.

wakalani dijo...

Absolutamente de acuerdo con ambos. Mucho ruido, pocas neuronas.

e-ness dijo...

No viene mucho a cuento, pero bueno: Lo que sí es verdad, aunque sea sabiduría popular y suene a predigerido, es que el amor y el odio, como muchos extremos, se confunden.

Es más (y esto va dedicado a Wakalani), he leído hace poco acerca de un psiquiatra (en el colmo del rigor científico os diré que no me acuerdo de como se llama, en fin...), que prueba que puede deducir el estado emocional de una persona a partir de datos acerca del pulso y del tipo y cantidad de hormonas en ese momento. Excepto en el caso del amor y el odio, que tienen una respuesta fisiológica tan parecida, que este tipo no podría diferenciar si una pareja está haciendo el amor o acuchillándose.

Ahí queda eso :)

wakalani dijo...

Me recordó a la risa y al llanto. Cuando los van a definir como "movimientos respiratorios modificados", la diferencia solo está en las expresiones faciales, por lo demás son inspiraciones seguidas de muchas espiraciones cortas.
Por lo de la pareja acuchillandose o intimando, en psiquiatría te dicen que por eso mismo no es sano que los niños duerman en la misma habitacion con los padres... Más adelante vienen las aversiones

halfmat dijo...

En cierta sentido si que debería haber un mínimo de respeto hacia tu persona o confianza en ti mismo para amar u odiar, al menos para que se exterioricen. De todas formas si que suena a "refrán" para justificar según que cosas, lo de amarse a sí mismo no es que llegue a convencer yo creo. Saludos