8.23.2005

Nada como levantarse por la mañana y con el consuetudinario plato de conflei en mano, sentarse frente a la pc a repasar noticias. Tras la segunda deliciosa cucharada lees algo como esto:



Y lo trascendente de la noticia pasa definitivamente a un segundo plano. Mientras tragas vas y piensas:
¿Orina congelada?!... y bueno, puede ser, puede surgir la necesidad de repetir una prueba con la misma muestra, igual los laboratoristas también quieren protegerse... te respondes. Va la siguiente cucharada (y ésta con pasitas) y ahora te preguntas: ¿Orina congelada por seis años?!
No sé, demasiado bizarro para la hora del desayuno.

2 comentarios:

Ice dijo...

jajajaajaja, no inventes, nefasto!!!
wakalaaaaaaa ewwwwwwww jajajajajaa

Foucault dijo...

Jejeje, disfruta el jugo de naranja de ahora en adelante. Un saludo