7.25.2005

profundos cambios

Hoy desperté y definitivamente Banana Republic no era la que hace siete días. No, no, no, no. El lunes pasado sólo éramos campeones en nosecuál campeonato de baseball, para aquella ocasión no hubo mucho bombo y platillo. Hoy sin embargo, desperté y resulta que somos subcampeones de nosequé copa regional de fútbol. La gente está eufórica (y desde ayer, antes y después de perder) Sí definitivamente hoy Banana Republic no es la misma.





Acá una sola del cerro de notas que describen el suceso.

5 comentarios:

viviane dijo...

pasa por mi orilla. hay novedades
besito

Antonio Touriño dijo...

Bueno, a mi parecer, ganar en algún deporte le brinda a los ciudadanos de un país un sentimiento de unión que aunque parezca un poco banal, es real. Nos sentimos orgullosos de nuestro país porque somos sociales. Es cierto que eso no arregla los problemas que tenemos y seguiremos viendo a los indigentes sin nada que comer ni lugar donde dormir. Me parece un comentario acertado pero no del todo completo. Cuando te sientes bien de ti mismo, harás un esfuerzo, aunque sea mínimo por mejorar tu condición. Una persona que no está orgullosa de si misma no hará lo más mínimo para mejorase. En cambio una que siente que hay alguna esperanza tendrá más ganas de mejorar que la anterior. Y creo que ahí hay algo que ver, algo positivo que sacarle a la no se qué copa.

Concluyo para decirte que me da gusto tener panameñas como tu que siempre nos bajan a todos nosotros de las nubes y nos hagan ver la realidad desde otro punto de vista. Y aunque no comento mucho, si te leo y te agradezco tu punto de vista (independientemente de que concuerde o no concuerde contigo). Saludos chica!

wakalani dijo...

Gracias por leer, visitar, discrepar, concordar, callar ocomentar. De eso se trata todo esto.

Será que el dule de allaaa de Narganá puede ver (o digamos sentir) alguna consecuencia de todo esto? Por más orgullo que eventualmente llegara a sentir el amigo indígena de un país que lo ha excluido -sí, excluido porque desde el pasado hasta hoy le negó la oportunidad de integrarse o de aislarse siguiendo su propio patrón de vida... Si esa persona llega a sentirse orgulloso de ser panameño cambiará en algo su situación si no se garantizan las condiciones adecuadas para que esa persona tenga un adecuado desarrollo?
Amén del esfuerzo que hacen todos los deportistas de este país cuando salen, desde el que participa en olimpiadas especiales (que ese trae el chorro de medallas) hasta la nena de papá que nada en Estados Unidos, ninguno recibe el apoyo apropiado de quien debería (aunque sin duda unos son más patrocinados que otros). Distraer a la gente con un recurso nacionalista detras de todo lo que puede involucrar haber perdido (porque sino la ganamos, la verdad sea dicha, la perdimos)la copa, es por demás bajo.
Yo creo que precisamente porque aún quedan esperanzas, fuerzas y ganas, hay que denunciar lo que está opaco. Que falta mucho para un cambio, que esto es una carrera de relevo generacional, OK, por eso mismo hay que seguir dándole caña.

Gracias por visitar, también te leo y visito.

Antonio Touriño dijo...

Sip, como dicen por ahí, vemos lejos porque nos paramos en los hombros de los gigantes. Hay que aprender a trabajar y a construir sobre el trabajo que ya se ha hecho. No podemos estar tirando abajo lo que ya se hizo.

Aquí las diferencias de partidos son tales que lo que un partido construye el otro lo destruye sin importarle el mérito que haya tenido. Eso tiene que cambiar. Debe haber un plan de país y nación además de un "plan de gobierno".

Ahora, pasando al punto del aislamiento, yo creo que la gente se aisla más porque quieren (ya sea por su cultura o por lo que sea) que porque se les impone. Yo creo que por ejemplo, los Kunas lo hacen más por conservar su cultura que porque no se les quiere ayudar. Lo digo porque lo sé. Mi abuela era Kuna y ella quiso hacer algo más que estar allá encerrada. Entonces como ella muchos lo pueden hacer. Pueden eso y pueden más que eso. Si quisieran podrían demandar más carreteras que facilitarían enormemente el flujo económico de la comarca. Pero no lo hacen porque simplemente lo quieren así o les da miedo el cambio. No lo sé.

El punto es que si nos enorgullecemos de lo que tenemos tendremos ganas de mejorarlo. El deporte es tan solo una de las tantas maneras de enorgullecernos de nuestro país y creo que eso ayuda a que queramos aunque sea un poquito más a nuestro terruño y queramos mejorarlo aunque sea un poco.

waka dijo...

por eso, porque no hay que conformarse hay que aprender a salir de la mediocridad.

Un saludazo!