7.04.2005

la vieja prima bonachona de la depresión

No sé si el resto, pero siempre me dio curiosidad el tema de la depresión crónica. Vergonzosamente he de admitir que aunque sospechaba que debía existir (más que nada por propio "ensayo y error", por no decir experiencia y caer en subjetividades), hasta ahora me entero que es una entidad con nombre y apellido, sí, se llama DISTIMIA.
SeonnaHong.comSe supone que no cursa con una sintomatología tan severa como la depresión, sin embargo respeto mucho el factor cronicidad en cualquier patología.

"Te despiertas cada día sin ganas de todo y con ganas de nada. Resulta un peso, un peso muy grande tener que poner un pie fuera de la cama, tener que tomar una decisión, elegir cualquier cosa. En el fondo sabes que estas apesadumbrado, pero como es costumbre, no le das importancia, y te queda la sensación de que tu estado de ánimo está literalmente en blanco, lo que pueda pasar te dará igual o si te provoca alguna reacción será tendiente a la tristeza, o más bien a la desesperanza. No tomas una decisión definitiva, quizá en otro tiempo habrías intentado algo, cualquier cosa. Ahora hasta eso te decepciona, saber que ya no tienes ni siquiera ganas ni de seguir, ni de terminar.
Pasa el tiempo y así sigue tu rutina, años de años que no quieres/puedes mirar hacia atrás. Por supuesto tampoco esperas nada del futuro. Cero metas. No es un "vivir el presente" ni siquiera es vivir, es sólo durar.
Dicen que no es tan severo como la depresión; no sé. Cuando estaba "clínicamente deprimida" al menos siempre lo dejaba salir, lloraba, me sentía verdaderamente infeliz, me quejaba principalmente misma , me creía capaz de ponerle un hasta aquí a las cosas. Esto es peor, es como que no tiene salida y te sabes profundamente infeliz pero no lo aparentas ni contigo mismo."

¿Qué sucede en los trastornos afectivos?
El equilibrio del humor de una persona (eutimia) oscila dentro de un rango limitado por períodos que tienen como límites la alegría o la tristeza. En pacientes con trastorno bipolar (maníaco depresivos), los períodos de alegría se exacerban a tal grado que alcanzan lo que se conoce como manía y descienden hasta caer en la depresión. No obstante, es posible que el la persona rebase el límite normal de tristeza, sin caer en depresión y esto es lo que conocemos como distima. En este muy rudimentario gráfico cuaja mejor la cosa.
Los síntomas principales de la distimia pueden estar caracterizados por
  • Inapetencia o compulsión por las comidas
  • Insomnio o hipersomnia
  • Pérdida de la energía o fatiga
  • Baja autoestima
  • Baja concentración
  • Sensación de desesperanza

Aunque la causa se desconoce, al ser un trastorno afectivo muy relacionado con la depresión, el tratamiento es el mismo.

3 comentarios:

Foucault dijo...

Mmm, no se pero hoy me siento deprimido o es algo raro, ahh!, como harto de tantas cosas, como se llamará este sentimiento, hastío global temporal?. Un saludo

halfmat dijo...

He flipado un poco leyendo el artículo este. ^^

waka dijo...

sep, no dudes foucault que por ahí hay quien dijo: "no es que sea pesimista, el mundo es pésimo"...

por qué flipaste halfmat?