7.19.2005

criterios no estadísticos: medicina basada en «la» evidencia


Odio hablar de mis cosas, pero esto me pareció memorablemente absurdo. Yo pecadora he de confesar que desde los ultimos dos años en esta facultad no me preparo o en el mejor de los casos no «lo suficiente» para presentar un nefasto examen parcial. He corrido con suerte. He obtenido como resultado practicamente el mismo conocimiento que si estudiara y un insignificante descenso en el índice. No, no, pero antes de que usted pueda decir: que pretenciosa es esta tipa, tengo que explicar que no se trata de buscar la ovación popular por la red. Acá lo criticable son los contenidos de estos exámenes, que puede ser tan variopinto que toda respuesta correcta va apuntando a la más vulgar probabilidad.
En un exámen de nutrición y dietética, igualmente pueden preguntarte el NOMBRE del último estudio del Colegio Americano de Cardiología, así como los FARMACOS que prescribirías a un diabético tipo II; la primera es probable que no la sepas ni aun habiendote estudiado cuarenta y dos tomos del libro de nutrición (que es lo que hace la mayoría de la gente todavía a estas alturas de la carrera), lo que toca es hacer un parto cerebral, teletransportarte al pasado y repasar cuidadosamente cada cochina palabra que dijo el pirata en su clase (que pasó hace un mes) quizá no te venga el nombre exacto pero sí que te da una buena idea para comenzar a descartar opciones, lo demás es suerte para la segunda tu vas y te acuerdas de lo que alguna vez oiste/estudiaste en farma y le pones la primera chorrada que se te viene a la mente esa va a ser la respuesta. Si en psicopatología (muermo entre psicología y psiquiatría) van y te preguntan el efecto sobre el contenido del pensamiento del ácido lisérgico, te quedas de piedra: te hueles que el tema del "contenido del pensamiento" no puede ser cualquier cosa, entonces, aunque no te acuerdes de qué es en sí el "contenido del pensamiento" toca acordarse de cómo se refería el pirata en cuestión al temita. Otro parto mental, este es de alto riesgo. Alguna vez lo oiste te viene a la cabeza un cosa que suena, huele y retumba como a «ideas megalómanas, místicas, persecutorias, incoherentes, delirantes...», corresponde ahora elegir entre esa ensalada de cosas cual corresponde a los efectos del LSD. Si nunca en la vida probaste, lo llevas claro. Otra vez intentar recordar. Ahora qué? farma otra vez? no creo, ahora algo más subjetivo, sí, eso mismo con un poco de paja decorativa: se acompaña además de alteraciones a la sensopercepción alucinaciones y delirios son frecuentes.
Y así es como he estado aprobando estas dos semanas... y estos dos años. No, no se asuste, que yo garantizo que saldré sabiendo lo mismo que el que se leyo los cuarenta y dos tomos. Tristemente la diferencia la hará quien se ha fogueado más en el campo, o lo que es lo mismo, quien experimentó más con más pacientes. No desprecio la teoría en absoluto, en un tiempo también me leí todos los tomos. La realidad es que en un sistema irracional que tiene como objetivo primario dejar por fuera a la mayor cantidad de gente, hay que armarse de lo que se tiene a mano, saber por donde vienen los tiros y ver como se esquivan o se pasa agachado. El sistema cojea gravemente, mi impresión diagnóstica es que habrá que amputar, mientras tanto, seguiré haciendo uso de la memoria retrospectiva.

2 comentarios:

viviane dijo...

como siempre, me encantan tus posteos absolutamente irreverentes!

un abrazo

wakalani dijo...

me alegra que le gusten a alguien :) gracias por pasar por acá!